en los balcones de la multitud me asomo…

 En los balcones de la multitud me asomo:

Han llegado aves de todos los inviernos, hojas de todos los otoños. Flores antiguas brotan, confiadas, en sus cúspides.

 Pero una primavera puede ser un aguijonazo del destino, una diminuta ventana por donde ver  nacer el mundo o desangrarse.

 Una mujer con mi rostro se cruza de brazos, recuenta sus agujas, da la espalda.

 Una mujer con mi piel se cubre el vientre con las ramas de la noche y calla.

 Una mujer  a solas se estremece cuando un aleteo de pájaros le anuncia la fecundación del tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s