abrazados y, alrededor, rostros que nos miran

textura

Abrazados y, alrededor,  rostros que nos miran, ojos, ceños cortantes, blanca y arenosa mudez.

 Abrazados, respirándonos, muy apretados, y los pétalos secos en las hojas del libro,  en el tiempo remoto de una página.

Abrazados, desnudos,  junto al libro,  la cabeza doblada, las rodillas dobladas, y los pétalos como brazos rodeándonos el cuello, y la piel, un tejido, miles de hebras que se abrazan,  la piel, una manta, fibras calladas, ola que penetra, que se pierde en las rocas, espuma que se multiplica en su final,  besos de marea baja.

Abrazados, desnudos, y  las palabras  afuera, las palabras como animales al acecho  tratando de entrar, de romper los hilos, la piel, pero saltan, las palabras saltan hacia atrás, y vuelven, vuelven otra vez buscando un resquicio entre los cabellos, un leve movimiento, pero los cabellos   ya son rejas, rejas fundidas, brillantes, inmóviles,   aunque  parezcan flotar en el viento circular  que se ha formado, y los cantos, los otros cantos,  se adelantan y miran, pero no nos reconocen, y siguen elevándose por momentos como cometas quebrados que no pueden remontarse, y los gritos relámpagos anuncian una voz que se ha perdido, que no nos llega, y miramos por sobre nuestros ojos sin querer ver.

Una multitud nos ha rodeado,  no oímos lo que dicen,  no se escucha nada, y buscamos sus rostros, y ya no tienen rostro, unas líneas les cortan las caras,  cicatrices disformes, hendiduras que se mueven queriendo mirar, pronunciar palabras, pero se desdibujan, y comienza el rostro a tragarse sus propias cortaduras,   y son cabezas  de color gris, y avanzan, ya más lentamente, y los cuerpos, brazos y piernas grises,  y un zumbido  crece, se expande, aplasta los demás sonidos, y un olor áspero, y los seres  van  quedando quietos como árboles de invierno, grises y quietos, silenciosos y quietos, bosque de piedra fría, y tú y yo abrazados y desnudos, bajo nuestra manta, enrejado de pétalos y cabellos, solos, viéndonos crecer  las enredaderas entre las manos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s