los párpados, las puertas…

Los párpados, las puertas. Láminas ajadas que me arrullan, me devuelven a mí misma. Cobriza y tenue esta luz que me abraza. Nada oigo, solo el cálido crujido de la matriz o el primer llanto. Solo la respiración, el cadencioso torrente de la vida que viene y va y me entrega al mundo. Párpados, mis frágiles paredes, mis cercas silenciosas. Todo pasará. Pasará el rugido, la amenaza, el tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s