cruzo el parque de noche…

ceibasagrada.2jpgCruzo el parque de noche. La ceiba allí, clavada en sus espinas, abierta de ramas como una madre, paciente, callada sobre su sombra. El álamo y sus cabellos revueltos a la espera del flechazo, a la espera del niño que lo trepa y que se esconde. El suelo áspero, las hormigas adorando sus dioses en pequeñas pirámides oscuras. El banco y su sabia mudez de pedestal. Ellos no están, no han llegado, no llegarán. Solo los paisajes que los vieron crecer desde los extremos de las fotos y la sensación de haber soñado siempre la brisa húmeda de hoy, esta noche, este minuto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s