no hay reglas…

No hay reglas.  Nadie bendice,  nadie perdona. Brazos que se alzan sobre un  drama mudo, sordo, ciego, del que nada sabemos. El  polvo nos  golpea, nos abruma.

Diana al alcance de gatillos de feria. Ajedrez  que se pierde cuadro a cuadro. Otoño que hoja a hoja nos invade.

Viaje del que sólo conocemos la meta y su  fatal alternativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s