entro hasta la pared del fondo y no encuentro a nadie…

Entro hasta la pared del fondo y no encuentro a nadie  escucho la radio el  estado del tiempo el viento corre afuera en una misma dirección en una sola dirección del Sur exactamente y no llega a despeinar los costados de esta casa porque sopla en paralelo una ráfaga al lado de la otra en una rara simetría  siempre pensé que un día entraría a esta casa y no encontraría a nadie fue demasiado mía sorprendente y profundamente mía un lugar  al que llegas  y   reconoces  de repente  el verdor de tu infancia el tallo que cortaste el olor del naranjal de tus descubrimientos y sientes la caña quemada    por  la  noche     en el horizonte que siguió siendo siempre el horizonte esta casa yo la vi la pude ver sus paredes blancas y su resonancia la luz de una lámpara amarilla que debía cubrir dos cuerpos amándose desnudos cuerpos ciegos vistos desde lejos un lugar donde un silencio de minutos podía contarme toda la vida una cúpula donde el cielo no era necesario porque sabía que estaba ahí detrás no importaba de qué color amarrado a los extremos del día o de la noche una casa amplia donde cabían todas mis danzas mis secretas danzas  pospuestas siempre en sus estrenos  y mis danzas perdidas anunciantes de la lluvia y es que en la casa cabía también toda mi lluvia y todo mi viento no el simétrico sino el viento arremolinado y húmedo  mi sed  mis augurios de tormentas y mis propias tormentas esta casa es simplemente  mi casa mi lugar donde encontré toda la voz necesaria la música de todos los inviernos y los veranos la tristeza agónica de la  alegría la sonrisa en los bordes de la muerte  el cansancio de la vida y no del vivir  el abrazo blanco sólido  la puerta  que me llevaría hacia el fondo la única puerta que me llevaría definitivamente hacia el fondo y el vértigo el hermoso vértigo y el miedo a un día no caer  camino hacia atrás miro hacia los lados llamo no hay eco  no encuentro ni un solo rastro humano ni un mueble ni un cuadro en la pared ni una cortina que me auxilie en ocultarme ni un espejo en donde hallarme solo la radio que no se ve dando noticias una tras otra interminablemente trato de no escuchar para no comprender  no quiero comprender ni reflexionar sobre nada no quiero saber qué le sucede a nadie ni a mí misma no quiero mirar desde afuera lo que sucede ni desde dentro estoy en mi lugar esta es mi casa siento algo que se acerca sigo sin entender ahora  escucho mejor son  latidos unos latidos que siento muy lejos pero acompasados  se oyen mejor ya los oigo mas nítidamente retumbando en las paredes de esta casa y puedo darme cuenta  algo está cambiando comienzan a dibujarse las cosas en los lugares donde siempre estuvieron se siente el respirar de la casa el aire entrando y  saliendo por las ventanas el ruido afuera empieza a verse el mundo no estoy sola ya no estaré sola ha sido un instante solo un agónico instante ya regresas a ti.

 

Un pensamiento en “entro hasta la pared del fondo y no encuentro a nadie…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s